12 enero 2006


Teletrabajo a la fuerza

Leo hoy en un artículo de El País cómo en Nueva York han tenido que recurrir al teletrabajo motivado por la huelga de metro.

Esta noticia me produce una reflexión:

  1. Día -1. Los trabajadores acuden a su puesto de trabajo como todos los días. Implicaciones directas para el trabajador: Tiempo de ida/vuelta, riesgo de sufrir accidentes en el desplazamiento al trabajo, coste de transporte, sujección a horarios más rígidos,.. Implicaciones para la empresa: Costes de alquiler/mantenimiento oficina para dar cabida a todos los trabajadores,
  2. Día 0. Huelga de metro. La empresa queda seriamente paralizada dado que muchos de sus trabajadores no han podido acudir a su puesto de trabajo.
  3. Día +1. Huelga de metro. Teletrabajo. El trabajador se queda en su casa, se ahorra los tiempos de desplazamiento, el coste de transporte, el riesgo de sufrir un accidente... La empresa ve que sobra espacio en sus oficinas y que la empresa funciona.
  4. Día +n. (futurible). Teletrabajo. El trabajador va 1 ó 2 dias a la semana a la oficina para reuniones de seguimiento y contacto personal. El resto de días trabaja desde casa. Trabajador gana. La empresa observa como la mayoría de sus empleados no están en la oficina pero el rendimiento de la empresa sigue siendo bueno. Recorta el espacio alquilado y los costes de transportes/dietas de sus trabajadores. Empresa gana. La ciudad observa como el tráfico privado disminuye y lógicamente la contaminación baja. Sociedad gana.

¿una utopía? ¿quién no quiere el teletrabajo?

Día 1

Hola a mí mismo (porque a estas alturas no creo que me lea nadie):

no sé exactamente el objetivo de este blog, ni siquiera sé si tiene algún objetivo, más se parece a aquellas veces en que nos montamos en el coche y hacemos kilometros sin ruta predefinida.